Ortiz Remacha: “La crisis del Real Zaragoza empezó nada más ganar la Recopa”

Paco Ortiz Remacha es un periodista deportivo de Aragón Radio y eventual colaborador del programa La Jornada de Aragón Televisión.

Hijo del también periodista deportivo Paco Ortiz.

Ortiz Remacha ha desarrollado su trayectoria profesional en diferentes medios como Radio Zaragoza, Radio Intereconomía, Punto Radio, además de colaborador de varios programas de Antena Aragón.
En la acualidad es director y presentador de Aragón Deporte en Aragón Radio. Es también el director de FOR Comunicación .

Con qué momento especial te quedas de una no poco extensa carrera como comunicador.

Me quedo con el momento que está por venir. Creo que ni la entrevista, ni el programa de mi vida se ha producido todavía, pese a estar 36 años en los medios de comunicación.

Hay momentos lógicamente importantísimos, la final de la Recopa en Paris, o las seis finales de la Copa del Rey que he transmitido, pero son hechos en los que estás tan nervioso y con tantísima presión que no los disfrutas.

Son muchísimos momentos y no podría determinar cual es el más importante.

¿Volverá a corearse en los patios de recreo algo parecido a ese “Sí sí sí, nos vamos a Madrid” de la última final de Copa del Rey en la que fuimos subcampeones?

A corto plazo da la impresión de que no. Pero creo que son ciclos, cuando yo empecé en el 76, el Real Zaragoza descendió a segunda después de haber quedado subcampeón de Copa. Esto ocurre en todos los clubes, incluso en los grandes.

El Real Zaragoza saldrá de este bache y dentro de algún tiempo, ojalá sea antes que más tarde, el equipo podrá volver a estar presente en las finales de copa, o incluso intentar disputar la Europa League, la Champions parece bastante difícil y tal como está la liga española, optar por el titulo es realmente complicado.

¿Te atreves a ponerle una fecha al inicio del declive del Real Zaragoza?

Comenzó nada más ganar la Recopa de Europa (1995). No se hizo un buen planteamiento de fichajes, no se dio un buen paso hacia delante, no se creo un equipo importante, y el Zaragoza comenzó a fallar.

Y aunque consiguió llegar a finales y ganar alguna, fueron hechos puntuales, excepto el año que se quedo cuarto en la Liga.

Ese año (temporada 2000-2001) fue también realmente importante, puesto que el hecho de no entrar en la Liga de Campeones, condicionó que no se regenerase la plantilla. No hubo una capacidad de reacción en ese momento, y el presidente Alfonso Solans no tuvo el coraje necesario para hacer grande al Zaragoza.

Héctor Otín, ¿Otro caso de los muchos que viene sufriendo la plantilla en cuanto a fuga de cerebros, en este caso “piernas”?

Es un síntoma de que la ciudad deportiva del Real Zaragoza recientemente, no ha trabajado de cara a un proyecto de futuro. Y eso me parece grave. Que buenos jugadores con posibilidades de acudir al primer equipo se marchen de aquí me parece un problema serio. Incluso los grandes clubes están mirando más que nunca hacia sus canteras.

Si no hay una idea clara apoyada, económica y deportivamente, nos ocurrirá siempre.

¿No le da pena que estudiantes de periodismo zaragozanos, con vocación hacia el periodismo deportivo, se decanten más por el Madrid o el Barça antes que por el del Real Zaragoza?

Tenemos que intentar apoyar lo nuestro, yo lo haré siempre y la bipolarización entre Barça y Madrid, hace muchísimo daño al futbol.

Me da pena cuando veo chavales con camisetas del Madrid y no del Real Zaragoza, y eso por ejemplo en Bilbao, San Sebastián, prácticamente no ocurre.

Falta intensidad, quizás como consecuencia de la dureza de ser hincha de un equipo que los últimos tiempos ha estado a punto de descender en no pocas ocasiones. Pero falta la identidad, y creo que la recuperaremos en función de los resultados.

Ya no hay vocación por el periodismo deportivo, ahora todo el periodismo futbolístico.

El periodismo deportivo, especialmente, tiene un componente de vanidad y hace que la gente te conozca más si te dedicas a lo que más se escucha, que en este caso es el futbol.

¿Deberíamos aprender a unirnos en estos tiempos de crisis como lo hemos hecho con la Selección Española?

 Hay una cosa muy importante, necesitamos referentes que nos unan y esto lo ha hecho la Selección, primero porque el equipo está compuesto por buenas personas que son excelentes profesionales, donde no hay nadie que lleve el bastón de mando, y segundo porque transmiten tranquilidad, armonía, y esto ha favorecido a que nos considerarnos parte del equipo. Creo que esos valores que nos han transmitido son importantísimos y nos han ayudado muchísimo.

1993. Este año que corresponde al último podium del Tour de Francia que puede presumir de ser el último que no ha sido salpicado por el dopaje.

Las grandes rutas (Giro de Italia, Tour de Francia, Vuelta a España…) han exigido muchísimo, con unas etapas enormes, durísimas, para hacer que el espectáculo, sobre todo televisivo, sea mas grande, provocando lamentablemente que algunos ciclistas se hay dopado.

Habría que hacer una catarsis en el mundo del ciclismo, cambiar lo que está ocurriendo para evitar este tipo de cosas. Es terrible que en un deporte tan hermoso, donde la estrategia, la capacidad de liderazgo, es tan importante, se produzcan este tipo de cosas.

No ocurre en otros deportes de esta manera tan brutal, pero es como consecuencia del circo que adorna al mundo del ciclismo, especialmente el Tour desde hace 20 años, prácticamente.

¿Qué opinas de la desaparición o depresión de equipos punteros como el Mann Filter o el Club Hielo Jaca?

La crisis es terrible, las instituciones no tienen dinero y las empresas privadas recortan en publicidad y patrocinios, en consecuencia todo aquel club que no consiga tener una masa crítica de aficionados suficiente como para poder competir en una liga de alto nivel no tiene ningún tipo de posibilidad.

Con los ojos puestos en los Juegos Olímpicos. ¿Qué expectativas sobre los atletas españoles pero, sobre todo aragoneses, tienes puestas?

Los representantes aragoneses tienen un nivel muy alto porque tanto en atletismo como en waterpolo o en badminton, la trayectoria ha sido importante en los últimos años.

España tiene un gran nivel, nada que ver con hace 15 o 30 años, desde los Juegos Olímpicos de Barcelona, el trabajo que se ha realizado es realmente importante.

La representación aragonesa estará en un alto nivel porque son deportistas extraordinarios y España estará a la altura de lo que estamos acostumbrados, eso si, España no es una potencia olímpica, la actual es China que tiene unas normas muy estrictas al no ser un país democrático, entonces se vuelcan tal como ocurrió en los 70-80-90 en los países comunistas.

Considerándote como una de las pocas personas que puede opinar con rigor sobre el tema. ¿Qué tipo de papel crees que representó Sara Carbonero durante esta última Eurocopa?

Demonizar a las personas es siempre algo tremendo y tomar a broma lo que hacen los demás profesionales no me parece serio. Se puede ser malo, regular, bueno o muy bueno.

No me gustan las mujeres florero. La mujer debe repercutir en la misma preparación del hombre y tiene una capacitación extraordinaria para hacer micros inalámbricos, dirigir programas o transmitir partidos. Hacer un inalámbrico (micrófono) es muy difícil, tienes poco que decir. Lógicamente, sin parecerme brillante, sí que me gustaría exigir un respecto para el trabajo de todos los profesionales.

Precisamente de las “actuaciones” de Sara Carbonero, se ha proliferado e instalado en la calle la idea de “yo lo haría mejor” en cuanto al mundo del periodismo. 

Nadie sin conocimiento, formación y experiencia, puede hacerlo, y toda aquella persona que esté tranquilamente en el sofá de su casa y diga “yo lo haría mejor”, está mintiendo. Podría compararse a cuando un delantero falla un gol y se dice “eso lo marco hasta yo”, pues no, es irreal. De nuevo, repito que hay que tener respecto por los profesionales.