Luis Larrodera: “Este trabajo tienes que sentirlo, vivirlo, disfrutarlo… y también, sufrirlo”

Se puede decir que has pasado por todos y cada uno de los palos de la comunicación, desde locutor de radio, pasando por presentador de televisión, incluso has aparecido en películas muy taquilleras en España, aún así todos los comunicadores tenemos debilidad por alguno de los palos. ¿Cúal es el tuyo? ¿Por qué?

Hummm… pues yo te diría que no tengo un “palo” preferido; aunque sí te reconozco que actuando es, probablemente, cuando más he disfrutado. No sé si mucho más, o no, que trabajando en televisión o en radio, pero sí es verdad que como actor soy muy feliz. Todo depende, también, del proyecto en sí.

“Monólogos urbanos y otras leyendas” te atreviste también con el humor, y nada más y nada menos que en plena Gran Vía madrileña, ¿cómo fue la experiencia? ¿la volverás a repetir?

¡Claro que me atrevo a repetirla! De hecho, la repito cada semana (estoy actuando toda esta temporada en Gran Vía). Fue/es una experiencia fantástica. Muy, muy instructiva y muy, muy exigente. Era un reto personal: escribir un espectáculo de una hora y media, y representarlo. Y lo logré. Y ahí sigo… -cruzo los dedos-. De hecho, estoy terminando de escribir el que será mi segundo show.

Como aragonés de buena cosecha, y sobre todo periodista de gran y larga carrera, ¿qué consejos podrías darnos a todos aquellos alumnos que ocupan las aulas de las facultades de periodismo de Zaragoza? ¿Hay futuro en esta profesión?

Yo os diría que sólo os dediquéis a esta profesión si de verdad os apasiona. Mira que no te digo que “os guste”, no; os tiene que “apasionar”. Este trabajo tienes que sentirlo, vivirlo, disfrutarlo… y también, sufrirlo. Y trabajar muy duro, ser paciente y tener mucha fuerza para no tirar la toalla cada vez que pienses en hacerlo (que más de uno lo pensaréis). ¿Futuro? Estoy seguro que sí. Ahora es un momento muy delicado en general, y especialmente duro en el campo del periodismo. Pero las noticias seguirán ocurriendo, y se necesita gente que nos las cuente.

Chicho Ibáñez Serrador te eligió como presentador del nuevo y renovado “Un, dos, tres…”, ¿cómo te comunicaron la noticia? 

Fue el propio Chicho quien me llamó por teléfono, y me dijo que quería hablar conmigo. Y no me dijo nada más. Quedamos para el día siguiente, en Madrid. Unas horas antes de yo salir para la capital, me llamó de nuevo y me dijo que no hiciera planes esa noche, que teníamos que hablar mucho, y que probablemente trabajaríamos juntos. Y tampoco me dio ninguna pista más. La noticia en cuestión me la dio en su casa, mientras tomábamos algo frente a su jardín… Jajajaja… No fue tan romántico como pueda parecer, ¿eh? Pero sí muy emocionante. Al menos para mí.

Y siguiendo el hilo del mítico espacio, un espacio que cada viernes durante 19 programas emitía cultura y espectáculo de la mano, pero no termino de cuajar. ¿Se están perdiendo los formatos culturales en televisión? ¿Qué piensas de que el espacio que antes ocupaban programas míticos como “El gran Prix” a día de hoy lo ocupen “Sálvame Deluxe” o “El gran debate”?

Para responder a tu primera pregunta sólo hay que mirar la programación de nuestras cadenas… ¿ves mucho programa cultural? Sí es verdad que hay una corriente de cambio hacia una televisión de ocio, de entretenimiento… más blanca, más familiar. Y eso, a mi parecer, es una muy buena noticia. Respecto a tu segunda pregunta, personalmente prefiero ese tipo de programas que ya no están. Pero, independientemente, respeto profundamente el trabajo que mis compañeros de profesión hacen cada semana, en esas mismas franjas.

Seguro que ha tenido la oportunidad de conocer a muchísima gente interesante a lo largo de toda su carrera por los medios, ¿cuál ha sido el que más le ha marcado? (una frase, un consejo…)

Mira… te diría que dos personas: Félix Zapatero, que fue el director del programa “Que viene el lobo”, en Antena Aragón, y que me enseñó a confiar en mí, y a creer que podría ganarme la vida trabajando en televisión. Y, por supuesto, Chicho Ibáñez Serrador, por todo lo que pude aprender junto a él, y por la oportunidad que me dio con el “un, dos, tres”.

El gran público en la mayoría de ocasiones cree que porque un actor, un presentador o un periodista no salga en pantalla, ha desaparecido. Pero en tu caso, nada más lejos de la realidad. ¿Qué proyectos llevas ahora mismo entre manos?

Es un pensamiento lógico, por otra parte. Si te conocieron en la pequeña pantalla, y ya no te ven… piensan que no haces nada. Yo he tenido la suerte de trabajar en la última temporada de “La hora de José Mota”, así que se me han podido ver cada semana (hasta hace dos), en un programa líder como es el de José. Proyectos hay… tanto en ficción como en entretenimiento. Pero mientras sean eso, “proyectos”, mejor ser prudente y no decir nada.

Y ya, para acabar, ¿Cómo fue la experiencia de grabar con el que sin duda, es el mejor sino uno de los mejores humoristas españoles, José Mota? 

Estupenda. Nos conocemos de hace años. De hecho, fue de los primeros compañeros que conocí al llegar a Madrid, ya que “el show de Cruz y Raya” se grababa en el mismo plató que el “1, 2, 3”. Además, ellos vinieron a mi concurso, y yo fui a su programa. Desde entonces hemos trabajado juntos en “Torrente 3”, en varios especiales de Nochevieja y en esta temporada de “La hora de José Mota”. Te diría que espero que haya un próximo proyecto en el que volvamos a coincidir. Que lo habrá seguro. Con esto te digo todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *