La plaza de la Convivencia, descuidada y a media luz

Los vecinos se quejan de la mala iluminación y del escaso mantenimiento.

Plaza de la Ciudadanía. / M.R.

Plaza de la Ciudadanía. / M.R.

Artículo publicado en Heraldo.es

En mayo de 2003, fueron adjudicadas las obras de las Esquinas del Psiquiátrico, pero no fue hasta el primer mes de 2011 cuando la plaza de la Convivencia comenzó a coger ritmo con la apertura del Centro Deportivo Municipal Villahermosa. Posteriormente le siguió la inauguración del Teatro de las Esquinas, un restaurante, una cafetería y un parquin, entre otros servicios.

A pesar de tratarse de una obra reciente y muy frecuentada, el estado que presenta no es el deseado por los vecinos. María acude por las tardes a jugar con su hijo: “Con el calor las madres nos sentamos en la terraza de la cafetería y vemos a los críos jugar. No hay peligro porque es peatonal pero está completamente descuidada”,comenta. Abonados del CM Villahermosa corroboran este extremo:“Los maceteros están destrozados”, asegura Luis de 23 años, quien cada día acude hasta el centro deportivo para entrenarse, “el cierzo arrastró las piedras y después hizo lo mismo con las mallas”.

Además, los bancos que completan la plaza sufren también las inclemencias del tiempo. “Da vergüenza ver cómo están descascarillados, sin barnizar y oxidados”, protesta indignado Antonio José, un trabajador jubilado del Ayuntamiento de Zaragoza que luchó por llevar a cabo el proyecto. Señala también que las farolas “iluminan lo mínimo y casi la mitad están rotas”.

Alicia es una joven vecina de la calle Berenguer de Bardají con una plaza de garaje alquilada en el parquin subterráneo cuyas únicas dos salidas se encuentran en la plaza de la Convivencia. En invierno cuando las calles se vacían más temprano “voy con el móvil en la mano”, confiesa, que insiste en la falta de luz, “sobre todo en la zona entre los edificios de la DGA donde no se ven casi ni los pies”.

Con más humor se lo toma Sheila, quien a pesar de no ser vecina de la zona, acude a visitar a sus padres con frecuencia. “No sé cómo se llama la plaza, podría llamarse la plaza de la oscuridad”, propone, “o del descuido”.

Una disposición “más practicable”

Desde la Asociación de Vecinos de Delicias ‘Manuel Viola’ aseguran no haber recibido quejas, aunque en el pasado ya se informó de la presencia de “maceteros descuidados”.

La denuncia del mal estado de la plaza de la Convivencia se hace extensiva desde el Teatro de las Esquinas: “Efectivamente hace falta un poco más de iluminación”, aseguran, aunque extienden su queja a “la disposición del mobiliario y las jardineras”, que según fuentes del teatro, “no contribuye a que la plaza sea un espacio más practicable”.

Además indican que la colocación de dos contenedores, uno de ropa, y otro de aceite -este último fue retirado el mes pasado- en la entrada de la plaza afean el entorno.

No todo son quejas desde el espacio cultural, que aplaude la colocación de nuevos aparcabicicletas que se suman a los ya existentes junto al Centro Cívico ‘Esquinas del Psiquiátrico’. Aunque reclaman la creación de un carril bici que conecte la zona con los de Franco y López y paseo Calanda.

Desde el Ayuntamiento de Zaragoza aseguran no tener constanciade ninguna de las incidencias. Además recuerdan que ya se acometió una obra de arreglo de losas de hormigón que estaba en mal estado a consecuencia del paso de vehículos pesados y de gran envergadura.

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *