Etsuro Sotoo: “Ojalá que la Sagrada Familia se convierta en la catedral de Europa”

Escultor de la Sagrada Familia de Barcelona

Etsuro Sotoo, escultor de la Sagrada Familia de Barcelona / Alejandro Valle BD.

El escultor japonés, que trabaja desde 1978 en la Sagrada Familia, repasa sus inquietudes y su labor en la monumental obra de Antonio Gaudí.

Entrevista publicada en HERALDO.ES

El escultor japonés Etsuro Sotoo trabaja desde 1978 en la construcción del Templo Expiatorio de la Sagrada Familia como escultor. Una quincena de sus obras se encuentran en la Fachada del Nacimiento, empezada por Gaudí y terminada por Etsuro Sotoo el año 2000, y que fue declarada en el año 2005 Patrimonio Cultural de la Unesco. Hace unos días participó en Zaragoza en la inauguración del curso en el Colegio Mayor Peñalba, de la Universidad de Zaragoza con la conferencia ‘Aprendiendo de Gaudí’.


En 2010, el cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, dijo que la Sagrada Familia estaría acabada en 15 o 20 años. En este 2013, se ha fijado como fecha de finalización el 2026. ¿Cuáles son sus previsiones?

El pueblo presiona, pregunta “¿cuándo acaba?”. Y esto es bueno porque significa que todo el mundo desea ver la Sagrada Familia acabada. Esto es una muestra de amor. El templo estará acabado en 2026 arquitectónicamente, estructuralmente; pero una catedral como la Sagrada Familia requiere una colocación de simbolismo eterna.

A pesar de estar inacabada, la Sagrada Familia es el monumento con más visitantes de España -3,2 millones de visitantes-. ¿Qué tiene la catedral para atraer a tanto público?
Además de estar inacabada, estamos cobrando (bromea). La Sagrada Familia es muy especial, la gente está dispuesta a pagar por entrar a pesar de estar inacabada. Esto es fenomenal, interesante, ya que la gente busca algo especial en la Sagrada Familia, algo que en otros lugares no encuentra.

Barcelona es la cuarta ciudad europea en visitantes, según Global Destination Cities Index 2013, cinco puestos por detrás se sitúa Madrid en el noveno puesto. ¿Qué le falta a Madrid para resultar tan atractiva como la Ciudad Condal?
En el norte de Japón, antes de que ocurriera el tsunami, pensábamos que allí no había nada, después del desastre nos dimos cuenta de que habíamos perdido la esencia del país. Valoramos cuando perdemos. Si Madrid quiere llamar al turismo debe adaptarse a la juventud, promocionarse. Es muy difícil que los turistas conozcan la belleza de un lugar por sí mismos. La capital tiene mucha belleza, pero hay que adaptarla a lo que hoy quiere la gente.

Tal y como está la situación económica de la población española, ¿no considera excesivo cobrar 14,90 euros por la entrada a la basílica -19,30 euros para visitar también las torres-?
Yo soy un afortunado porque cada día puedo entrar gratis. El precio es excesivo y mi corazón está dolido porque esta cantidad para un estudiante es la equivalente a dos comidas. El fin de la Sagrada Familia es enseñar a vivir, no hay que ganar dinero, sino compartir riqueza. No hay que olvidar la finalidad con la que Gaudí erigió todas sus obras, en ninguna falta la cruz.

¿De qué forma podría el proyecto soberanista en el que se encuentra inmersa Cataluña afectar a la financiación de la Sagrada Familia?
Si ellos solo se quieren independizar por motivos económicos es un error. Cualquier país nace y prospera gracias a su cultura, que por muy pequeña que sea, nunca olvida la universalidad. Una cultura sin hospitalidad no existe, si piensan que su cultura es solo suya, desaparece la autenticidad de la misma. Cataluña es Cataluña porque ha prevalecido su espíritu de universalidad.

Hay quien apunta que a la finalización de las obras, la Sagrada Familia podría convertirse en la punta de lanza de la arquitectura religiosa europea. ¿Está de acuerdo con esta afirmación?
Ojalá que la Sagrada Familia se convierta en la catedral de Europa, eso sería perfecto.

¿Cuánta gente trabaja actualmente en la Sagrada Familia?
-Actualmente 200 obreros y 20 arquitectos, y muchísima gente atendiendo a turistas, cada vez más.

¿Cómo es para usted un día de trabajo?
Un día como hoy, me despierto sobre las 4.30 ó las 5.00 para llegar a la catedral a las 7.30. Cuando era joven llegaba el primero, pero ahora que soy viejo llego un poco más tarde. Nada más entrar por la catedral, cuando mis colaboradores ya han comenzado a realizar sus tareas, miro sus caras…, si la persona no está sana, fuerte y con ganas de trabajar, la obra no sale bien.

¿Supone una gran responsabilidad la misión de construir la Sagrada Familia?
Mucha responsabilidad, si lo pensara me vendría abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *