El mercado de segunda mano deja diferencias de hasta el 40% en el precio de los libros de texto

La competencia arrecia con la instauración de la LOMCE, los mercadillos y la reventa online.

La implantación de la LOMCE en Aragón ha traído consigo dudas e incógnitas que abarcan muchos ámbitos y uno de ellos es el de los libros de texto del próximo curso escolar.

La Consejería de Educación del Gobierno de Aragón anunció hace unas semanas que tanto los libros nuevos como los antiguos tendrán vigencia, y serán los centros educativos quienes deban decantarse por cuáles optar.

A esta situación se suma la manida crisis económica que ha promovido el nacimiento de un universo de posibilidades a la hora de afrontar el gasto de los libros.

Las largas colas a las puertas de las librerías seguirán siendo la estampa habitual la víspera del inicio del curso escolar, no obstante, la compra de libros de texto de segunda mano a través de internet está creciendo de forma exponencial.

Las ventajas de la vía electrónica saltan a la vista, basta con teclear un título en la web de la librería La Casa del Libro: ‘Biología y Geología’ de 1º de Bachillerato de la editorial Anaya. El precio en esta plataforma es de 34,20 euros -sobre esta cantidad se ha aplicado un descuento del 5%-. Mientras, en la web Relibrea se ofrece la misma edición por 15 euros.

Otro ejemplo: ‘Lengua y Literatura de 1º de Bachillerato Apóstrofe A’ de la editorial Casals, de primera mano y con un descuento de 2,23 euros sale por 42,47. También existe la posibilidad de comprarlo de segunda mano por 25 euros en La Casa del Libro. La diferencia entre el precio del nuevo y del usado es de más del 40% y aún así no alcanza la buena oferta de Relibrea que lo ofrece de nuevo por 15 euros.

Otro portal online en el que es posible dar con chollos, aunque con una oferta mucho más limitada, es segundamano.com, donde se venden libros de texto de segunda mano desde 5 euros la unidad.

Incluso, el Gobierno de Aragón creó su propia plataforma de intercambio de libros donde ofrecer y buscar el material deseado.
 

La guerra del mejor precio

La aparición de competidores ha agudizado las estrategias de venta de libros nuevos de las grandes superficies que se afanan por rascar clientes con las mejores ventajas.

En el caso de El Corte Inglés anuncia “el mejor precio”. Así de contundente se muestra en su página web donde, además, detalla ventajas como un 5% de descuento en los famosos ‘corticoles’, entre otras facilidades de pago.

La cadena Carrefour propone a través de su web “el mejor precio garantizado”, es más, promete devolver el importe de la diferencia multiplicado por diez si el usuario encuentra un precio mejor.

“Entre 3 y 10 meses sin intereses ni comisiones” de pago aplazado en compras superiores a 50 y 199 euros, respectivamente. Esta es la oferta del grupo vasco ‘Eroski’ para con los libros de texto del próximo curso.

“Más barato imposible. El precio más bajo permitido por la ley”, este es el reclamo de Alcampo, que incluye también la financiación sin intereses por compras superiores a 90 euros. 

La librería zaragozana Siglo XXI en el distrito de la Bombarda sorteará una tablet y un móvil por cada compra superior a 50 euros. Su propietario, Óscar Martín, considera que “no es una guerra de precios” sino que cada uno “utiliza su estrategia y eso ha existido siempre”. Martín niega que el sorteo de los dispositivos electrónicos sea un reclamo de ventas, más bien una “gratificación” al cliente. Respecto a la competición con las grandes superficies reconoce que afecta a los márgenes de beneficios pero la calidad del servicio de una librería “está por encima”.

La legislación actual establece la exclusión del precio fijo en los libros de texto con el objetivo de “propiciar la capacidad de ahorro de las familias que se benefician de la liberalización de precios, y a la vez no perjudica al librero minorista”.
 

Mercadillos en los centros

No solo los puntos de venta oficiales han reaccionado, fruto del ingenio de las asociaciones de padres y madres ha surgido de manera cada vez más profesionalizada el intercambio de libros entre alumnos.

Numerosos son los colegios que practican esta fórmula de aprovechamiento y ahorro. El CEIP Josefa Amar y Borbón en el barrio del Actur celebró el pasado junio el mercadillo de reventa donde el reglamento de precios obligaba a ofrecer los libros de segunda mano a la mitad de su valor original, y los de tercera, al 75% de descuento.

Otro centro, el Ciudad de Zaragoza en Delicias, cuenta con su propio banco de libros online donde el usuario puede introducir sus datos y aquellos libros que está dispuesto a vender.

“Yo los compro en el mercadillo del colegio porque los nuevos cuestan más de 200 euros”, explica Sara Pozo, madre de un alumno que comenzará 3º de la ESO en el IES Corona de Aragón. Este instituto organiza un mercadillo donde pueden participar todos los padres y madres que hayan abonado la cuota de 20 euros del AMPA. “Muchos padres continúan comprándolos porque tienen hijos pequeños o para seguir consultándolos”, cuenta.

El IES Goya celebrará el 9 y 10 de septiembre su propio mercadillo dentro del propio centro donde se despacharán libros de la ESO por 5 euros y de Bachillerato por 10, según la página web del AMPA del centro. Estos precios se establecen con la intención de buscar “un sistema fácil y no especulativo”.

Óscar Martín, dueño de la librería Siglo XXI calcula que el 80% de los institutos practica la reutilización de libros por lo que las ventas “están siendo muy bajas” en Secundaria.

Además de propietario de una librería, Martin es el vicepresidente de la Asociación de Libreros de Zaragoza que explica que la paralización del currículum LOMCE ha provocado que los centros hayan decidido seguir con las listas del año pasado. “El problema viene desde las editoriales que tenían previsto vender los nuevos títulos y no han reeditado los anteriores”, transmite el vicepresidente, que denuncia las consiguientes deficiencias de abastecimiento que acarrea esta situación. Las dificultades pues en la distribución han fomentado la reutilización, algo que califica como “lógico y normal”. “Los libros que sí podíamos vender no los estamos vendiendo por falta de abastecimiento”, sentencia Martín.

“Este año nos trae locos la LOMCE”, transmite Raquel Tello, encargada de la ‘Librería Central’, que asegura que muchos colegios no se han “atrevido” a sacar las listas de libros todavía por lo que “todo se retrasa” y los libros podrían llegar con demora.

Sobre la competencia con los mercadillos de libros de segunda mano asegura Tello que “se puede convivir porque los cuadernillos tienen que comprarlos igualmente”.

Desde la Librería Siglo XXI manifiestan que la venta del material paralos cursos pares de Primaria en los que la LOMCE está instaurada“va con normalidad”, al contrario que en Secundaria donde “está siendo muy baja”.

“Prefiero hacer colas en septiembre que comprar a ciegas”, cuenta Isabel Francés mientras hojea un cuadernillo de inglés para su hijo, debuta en Secundaria este curso y tiene miedo “por las deficiencias de aprendizaje” que pueda acarrear la incógnita con el currículo educativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *