El mejor seguro de vida para evitar accidentes de tráfico

Aragón hubo que lamentar 63 víctimas mortales en carretera durante 2012. Zaragoza ofrece alternativas para evitar conductas irresponsables y sobresaltos para quien quiera disfrutar de la noche.

Artículo publicado en HERALDO.ES

J.B (HA)

J.B (HA)

 

Aragón registró un total de 63 víctimas mortales en carretera en 2012, de ellas 32 fallecieron en la provincia de Zaragoza, 20 dentro de los límites de la provincia de Huesca, y otras 11 en la provincia de Teruel.

En el conjunto de España, y según datos aportados por el Instituto Nacional de Toxicologíael 47,3% de los conductores que perdieron la vida en 2012 había consumido alcohol, drogas o psicofármacos. El dato se eleva en dos puntos más respecto a 2011.

Para paliar en la medida de los posibles los estragos que causa la irresponsabilidad de ponerse a los mandos de un vehículo sin encontrarse en perfectas condiciones, en Zaragoza surgen alternativas al volante tras una fiesta.

Alternativas

Chófer 0,0 es una empresa que ofrece un servicio para aquellos conductores que se hayan tomado una copa de más y quieran volver con su propio vehículo a su lugar de partida. Un chófer se compromete a llevar de regreso a casa al cliente en su vehículo y a dejarlo estacionado en el lugar donde el propietario haya indicado.

Israel Smith es un vecino de Garrapinillos que harto de verse ante la tesitura de tener que volver a recoger su coche al día siguiente, ideó junto a un par de amigos la empresa Chófer 0,0.

Por 1,75 euros el kilómetro la persona que no se encuentre en plenas condiciones para volver a su casa poniéndose al volante puede recurrir a este servicio en el que previamente se firmará un contrato en el que el propietario del vehículo permitirá al chófer hacer uso del mismo. Una vez finalizado el trayecto se expenderá al cliente un recibo en el que se detallarán aspectos como el lugar donde ha sido estacionado el vehículo y el precio del servicio.

Sin moverse del centro

Para quienes sean reticentes a la hora de poner a otra persona la volante de su coche existe una segunda opción que por 10 euros permite recuperar fuerzas y sobriedad después de una jornada nocturna.

Se trata del Albergue de Zaragoza, situado en la céntrica calle de Predicadores a unos pasos de la zona de marcha del Casco Viejo. En el servicio se incluye además de una cama donde descansar, la opción de tomar una ducha y un desayuno que va incluido en el precio.

Además el Albergue cuenta con un “seguro” de vida para cerciorarse de que el conductor está en plenas condiciones de volver a su casa haciendo uso del vehículo. Un alcoholímetro que en el caso de arrojar un resultado positivo, el cliente se verá “obligado” a no coger el coche.